BitTorrent celebra 20 años compartiendo contenido en Internet7 min de lectura

Han pasado vigésimo primaveras este fin de semana desde que se publicó el protocolo BitTorrent. Creado por el programador Bram Cohen (un definitivo desconocido hasta entonces), revolucionó la forma de compartir contenido en Internet utilizando un nuevo sistema de intercambio de archivos peer-to-peer (P2P).

¡Cómo vuela el tiempo … El anuncio del 2 de julio de 2001 en Yahoo! El tirada de un nuevo protocolo llamado BitTorrent solo movió a su autor. Probablemente uno de los lanzamientos de software más decepcionantes de la historia, citado de TorrentFreak donde repasan el aniversario.

El sitio web oficial, que constaba de unas pocas líneas de código HTML con texto infeliz sobre fondo blanco, siquiera impresionó. No estaba respaldado por ninguna empresa y aún no se habían inventado las redes sociales masivas. Cohen, que había trabajado anteriormente para la startup detrás de la red P2P de MojoNation, compensó la torpeza de billete y relaciones públicas con inventiva en la codificación. Cero insinuaba el potencial que ocultaba este explicación.

BitTorrent cumple 20 primaveras

Napster había sentado las bases dos primaveras antiguamente de nuevas formas de distribuir contenidos que los usuarios iban a utilizar de forma masiva a principios de siglo. A medida que los archivos MP3 se hicieron más populares, ‘compartir ‘estaba de moda y las redes de intercambio de archivos (P2P) iban a surgir con gran fuerza, principalmente eDonkey y su sucesor eMule.

BitTorrent Era diferente y se distinguía de sus competidores al centrarse en la velocidad y la descentralización. La red BitTorrent se define a menudo como un enjambre de abejas porque su funcionamiento es similar. Así, en oportunidad de descargar un archivo desde un solo servidor, el protocolo permite unirse a un swarn (enjambre) donde miles de usuarios descargan y cargan simultáneamente partes de un archivo para completar su contenido.

Gran parte del éxito inmediato del protocolo se debió a patrimonio de costes ya que facilitó el intercambio rápido de archivos grandes. Esto puede parecer trivial hoy, pero en la era del camino telefónico, fue una revolución.

Encima, en ese entonces, la mayoría de las herramientas para compartir archivos usaban una infraestructura centralizada o semi-centralizada a la que se accede a través de una sola cuchitril de software.

BitTorrent se lanzó como protocolo campechano que se integró excepcionalmente correctamente con la Web y con motores de búsqueda como Google en ese momento ‘en pañales’, pero que ayudó enormemente desde pagpermitió el sitios dedicados a descargar torrents crear índices que a su vez fueron recogidos por los motores de búsqueda.

Todavía fueron importantes los clientes para BitTorrent que surgieron de inmediato, las aplicaciones que permitían interpretar los datos de los archivos .torrent, conectarlos con los usuarios, tener la presa de la despensa las velocidades de carga y descarga, realizar múltiples descargas y finalmente, revisar y totalizar los archivos y carpetas una vez finalizada la descarga de las piezas del mismo.

BitTorrent cumple 20 años

Sitios de torrents y despegue

Muy pronto aparecieron portales web especializados que alimentaron el protocolo con contenido y lo popularizaron. A finales de 2001, Etree (dedicado a las grabaciones de conciertos en directo) fue anunciado como uno de los primeros sitios en adoptar el nuevo protocolo y todavía está online hoy. Otros pioneros como Suprnova.org, Donkax.com o Bytemonsoon.com aparecieron unos meses a posteriori y se les unieron otros sitios que tenían millones de usuarios como The Pirate Bay.

Estos sitios permitían a los usuarios cargar y compartir música, fotos, software e incluso películas. Ofrecer este tipo de archivos (en su mayoría pirateados) a una audiencia masiva no había sido una opción antiguamente, simplemente porque el orgulloso de manada y los costos de almacenamiento eran demasiado altos.

Con BitTorrent, estos sitios solo tenían que introducir los pequeños archivos .torrent, lo que resultó ser un punto de inflexión en la distribución de contenido. Su popularidad fue inmensa y a principios de siglo se calculó que un tercio de todo el tráfico de Internet pasó por la red BitTorrent.

Como era de esperar, los sitios de torrents fueron criminalizados y procesados ​​legalmente desde sus inicios acusados ​​de ser una fuente de piratería y algunos proveedores de servicios de Internet bloquearon y restringieron el uso de servicios P2P en sus redes, lo que provocó importantes tormentas mediáticas que, según algunos, marcaron el inicio del debate sobre la neutralidad de Internet.

Ciertamente, todos estos sitios ofrecen multitud de archivos pirateados pero su «ilegalidad» no queda clara al incluir solo enlaces, de la misma modo que lo hacen Google u otros buscadores. Encima, los torrent originales no suelen crearse ni compartirse en estos portales, ni aparecen por primera vez en ellos porque el contenido ya está ampliamente distribuido en otros canales privados cuando llega a la red.

Por supuesto, el uso del protocolo como tal es tan constitucional como cualquier otra aplicación y es una alternativa muy útil al sistema de distribución basado en servidor que -por ejemplo- es muy utilizado para distribuir distribuciones GNU-Linux y por grandes organizaciones como Google, Facebook o NASA. Recientemente, OpenStreetMap se unió ofreciendo canales de torrents para descargar versiones actualizadas de sus mapas y encima de archivos tiene otros usos como en aplicaciones de VoIP.

BitTorrent Inc.

Bram Cohen tuvo cuidado de mantenerse alejado de los sitios de torrents y las acusaciones de piratería, aunque supervisó las actualizaciones y mejoras del protocolo y lo transformó con éxito en una startup tecnológica, BitTorrent Inc, que recaudó millones de dólares en caudal de aventura.

En 2007, la compañía lanzó su propia tienda de videos, la ‘Torrent Entertainment Network’, que se asoció con los principales estudios de Hollywood como Warner Bros. La tienda de videos nunca fue rentable y finalmente cerró sus puertas. En los primaveras siguientes, BitTorrent Inc se centró en ayudar a los artistas a promover su contenido, incluso a través de BitTorrent Now, que todavía existe en la contemporaneidad.

Se tomó otra intrepidez en 2006 cuando la compañía adquirió el cliente de uTorrent del desarrollador sueco Ludvig Strigeus. A pesar de varias controversias, uTorrent sigue siendo el cliente torrent dominante, mientras que Strigeus fue uno de los responsables del éxito de Spotify, otro gran servicio que funciona con servidores y todavía con redes P2P.

Algunos de los primeros inversores esperaban obtener grandes beneficios de BitTorrent Inc., pero estos no llegaron. Los ingresos de UTorrent ayudaron a apoyar a flote la empresa, pero la mayoría de los nuevos proyectos de torrents finalmente se disolvieron. En 2018, Cohen dejó la compañía una vez que fue vendida a la Fundación TRON para convertirse en una de las fuerzas impulsoras detrás de la criptomoneda Chia.

BitTorrent celebra 20 años compartiendo contenido en Internet 32

El futuro de BitTorrent

BitTorrent ha perdido usuarios a ayuda de alternativas como la transmisión y una vez que los costos de orgulloso de manada se han corto drásticamente. Sin incomunicación, sigue siendo un protocolo utilizado por decenas de millones de usuarios todos los días.

El futuro del protocolo pasa por IPFS, iniciales de InterPlanetary File System. Existe desde hace algunos primaveras y aunque es desconocido por la mayoría de los internautas, tiene una almohadilla de uso creciente, especialmente entre los usuarios avanzados. IPFS es una red descentralizada donde los usuarios ponen archivos a disposición de los demás. Si un sitio web utiliza IPFS, es atendido por un «enjambre» de personas, como hacen los usuarios de BitTorrent cuando comparten un archivo.

La preeminencia de este sistema es que los sitios web pueden estar completamente descentralizados. Si un sitio web u otro procedimiento está alojado en IPFS, seguirá siendo accesible mientras la computadora del sucesor que lo «ancló» permanezca en camino, lo que permite a los archiveros, creadores de contenido, investigadores y muchos otros distribuir grandes volúmenes de datos entre sitios web. Internet. Es resistente a la censura y no es frágil a cortes de alojamiento comunes.

Aunque IPFS debe instalarse y configurarse si un sucesor desea convertirse en un nodo, existen puertas de enlace IPFS disponibles, lo que permite a los usuariosaceptar a sitios como Torrent-Paradise (un índice de archivos torrent construido sobre una copia de la almohadilla de datos de The Pirate Bay como prueba de este método), a través de un URL personalizada, aunque estos no ayudan a compartir el sitio.

Sí, BitTorrent cumple 20 primaveras y aún le queda camino por recorrer aunque no tiene la enorme popularidad de principios de siglo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí